Las relaciones no monógamas son aquellas en las que las personas involucradas mantienen relaciones románticas o sexuales con más de una persona al mismo tiempo, algo de lo que ya hablamos en este blog. Sin embargo, dentro de esta amplia categoría, existen diferentes tipos de relaciones no monógamas, cada una con sus propias características y estructuras. En este artículo, exploraremos algunos de los tipos más comunes de relaciones no monógamas.

Poliamor

El poliamor es una forma de relación no monógama en la que las personas involucradas tienen relaciones románticas o sexuales con más de una persona al mismo tiempo, con el conocimiento y consentimiento de todas las partes involucradas. A menudo, el poliamor implica relaciones profundas y significativas con varias personas, y se basa en la idea de que el amor no es un recurso limitado. A diferencia de otras formas de relaciones no monógamas, el poliamor no se enfoca solo en la satisfacción sexual, sino en el amor y la conexión emocional.

relaciones no monógamas poliamor

Relación abierta

Una relación abierta es una forma de relación no monógama en la que las personas involucradas tienen relaciones sexuales con otras personas fuera de la relación principal, con el conocimiento y consentimiento de todas las partes involucradas. A menudo, las relaciones abiertas se basan en la idea de que el sexo y el amor son dos cosas diferentes, y que tener relaciones sexuales con otras personas no significa que se ame menos a la pareja principal. A diferencia del poliamor, las relaciones abiertas pueden ser más centradas en la satisfacción sexual que en el amor emocional.

Anarquía relacional

La anarquía relacional es una forma de relación no monógama en la que las personas involucradas no establecen reglas o límites específicos en su relación, sino que se enfocan en la comunicación abierta y la negociación constante. A menudo, la anarquía relacional se basa en la idea de que no hay una sola forma «correcta» de tener una relación, y que cada relación debe ser única y personalizada para las personas involucradas. Las personas que practican la anarquía relacional pueden tener múltiples parejas románticas o sexuales, pero también pueden enfocarse en relaciones más casuales o fluidas.

amor libre

Flexisexuales

Los flexisexuales son personas que se identifican como atraídas sexualmente por más de un género, pero que no se identifican necesariamente como poliamorosas o no monógamas. A menudo, los flexisexuales prefieren enfocarse en la conexión y la compatibilidad emocional en lugar de en la exclusividad sexual o emocional. Aunque los flexisexuales pueden tener relaciones no monógamas, también pueden tener relaciones monógamas o enfocarse en la soltería.

Swingers

Los swingers son personas que participan en relaciones sexuales consensuadas con otras personas fuera de su relación principal, a menudo en el contexto de intercambios de parejas o encuentros sexuales en grupo. A diferencia de las relaciones abiertas, los swingers a menudo se enfocan en el intercambio sexual con otras parejas, en lugar de tener relaciones sexuales casuales o esporádicas. Los swingers suelen ser personas que valoran la comunicación y la honestidad en sus relaciones y pueden tener límites específicos en cuanto a los tipos de actividades sexuales en los que están dispuestos a participar.

relaciones no monógamas club swinger

Híbridos

Los híbridos son personas que practican una combinación de diferentes tipos de relaciones no monógamas, a menudo adaptando su estructura y enfoque a sus necesidades y deseos cambiantes. Por ejemplo, una persona que se identifica como poliamorosa puede optar por tener una relación abierta en momentos específicos o involucrarse en intercambios de parejas como un swinger. Los híbridos pueden ser muy flexibles en cuanto a la estructura y los límites de su relación, lo que les permite experimentar con diferentes formas de conexión y amor.

Polifidelidad

La polifidelidad es una forma de relación no monógama en la que un grupo de personas se compromete a tener relaciones sexuales o románticas solo entre ellos, sin involucrarse con otras personas fuera del grupo. A menudo, la polifidelidad se basa en la idea de que todas las personas involucradas son igualmente importantes en la relación y que todas tienen la misma capacidad para amar y ser amadas. A diferencia del poliamor, la polifidelidad no implica necesariamente tener relaciones sexuales o románticas con otras personas fuera del grupo.

relaciones no monógamas relación abierta

¿Cómo elegir el tipo de relación no monógama adecuada?

Elegir el tipo de relación no monógama adecuada puede ser un proceso complicado y personalizado, ya que depende de las necesidades, deseos y valores de cada persona involucrada. Es importante tener en cuenta que no todas las formas de relaciones no monógamas funcionan para todas las personas, y que cada relación debe ser personalizada y adaptada a las necesidades de las personas involucradas. Al considerar diferentes tipos de relaciones no monógamas, es importante tener en cuenta las expectativas, los límites y las habilidades de comunicación necesarias para mantener una relación saludable y satisfactoria.

relaciones abiertas

Conclusión

Las relaciones no monógamas pueden ser una forma válida y satisfactoria de relacionarse romántica y sexualmente, siempre y cuando se establezcan con honestidad, comunicación abierta y respeto. Cada tipo de relación no monógama tiene sus propias características y estructuras, y es importante elegir la que mejor se adapte a las necesidades y deseos de las personas involucradas. Si estás interesado en tener una relación no monógama, asegúrate de hacer tu investigación, hablar con tus parejas y estar dispuesto a trabajar en la comunicación y el compromiso.